ENTRENADORA
consultores_natalia guerscovich.png

Natalia Guerscovich

Acerca de Natalia

Trabajo como Coach Ejecutiva y Facilitadora de Aprendizaje. Uso mi escucha activa, natural empatía, formación académica y experiencia profesional y de vida, para acompanhar a las personas en sus procesos de aprendizaje.

Me apoyo en mi sólida formación académica y en mi experiencia internacional de trabajo de más de 15 años para alentar y desafiar a los líderes a que alcancen su máximo potencial manteniéndose en la zona de aprendizaje y a que creen nuevas oportunidades que les permitan aumentar su impacto y alcanzar mejores resultados. 

Creo que las conversaciones tienen el poder de transformar realidades. Tengo como propósito que mis clientes, a través de conversaciones significativas, aprendan, se conecten con su pasión y propósito en su trabajo, se desafíen y puedan maximizar su desempeño para impactar el negocio.

Mis certificaciones:

  • Certificada como Coach Ontológico. The Newfield Network, Santiago, Chile.

  • Certificada como Mentor Coach. Goldvarg Consulting Group, USA.

  • Formación Coaching Ejecutivo y Personal. Integrated Coach Institute (ICI), Brasil

  • Formación de Facilitadores en Procesos Conversacionales(2017, Cocriar, Brazil)

  •  Certificada como Practitioner en Programación Neurolinguistica. Jane Revel Company INLPTA, França. 

  • MBA en Human Resources Management. Universidad de Ciencias Empresariales y Sociales, Argentina.

  • Profesora de Mindfulness. London University, Londres. 

  • Certificada en la Herramienta “The Leadership Circle”

  • PCC – ICF. International Coaching Federation. 

Lo que tal vez no esperases encontrar en una Bio:

Tengo 49 años, nací y crecí en Argentina. Me mudé para São Paulo en el 2001, viví y trabajé en Brasil hasta el 2011 cuando nos mudamos a Londres. Luna, mi pequeña hija de 8 años, nació allá. Estoy casada con André. 

Necesito estar muy atenta para no estar siempre pensando en el futuro. Lo que me ayuda a conectar con lo que me importa es el Yoga, la natación y pequeñas prácticas diarias de Mindfulness. 

Con la pandemia, llegó Tuki, un maltés divino! Jamás pensé que podía disfrutar al tener un perro en casa!